Prescolar

Nuestras aulas prescolares aportan un ambiente seguro y estimulante para que los niños pueden explorar a lo largo de su día. Los maestros diseñan el ambiente y las experiencias basadas en las necesidades de desarrollo y los intereses individuales de cada niño. Experiencias con compañeros y maestros, lenguaje escrito y oral, libros, música, movimiento, naturaleza, materiales de las ciencias y las matemáticas, bloques y otros materiales para construir, agua, arena, arte y material de juego dramático mejoran el crecimiento y desarrollo de los niños.

Experiencias en grupo, proyectos de largo plazo, experiencias dirigidos por los niños y dirigidos por los maestros son parte de nuestro currículo prescolar. Además, los maestros alinean las experiencias de los niños con los Estándares de Aprendizaje Temprano del Departamento de Educación de Illinois.

Los maestros documentan las experiencias de los niños a través del uso de fotografías, dictados y obras de arte. Los maestros también pueden compartir las experiencias de su hijo con usted a través de llamadas telefónicas, correo electrónico o cuando recoge su hijo.

Los niños prescolares sean animados a explorar su ambiente de forma independiente. Por motivo que explorar con todos sus sentidos puede ser un proceso desordenado, pedimos a las familias a vestir a sus hijos con esto en mente. Por favor, manda a su hijo con una prenda de vestir extra para usar cuando sea necesario.  Además, los niños van al aire libre en todo tipo de clima, por lo que es importante que las familias mandan con sus hijos prendas de vestir apropiadas para cada temporada.

Es importante que los niños tienen una gran variedad de materiales abiertos (cosas con varios funciones y usos) para usar cuando juegan.  Las investigaciones muestran que a jugar usando la imaginación desarrolla las funciones ejecutivas del cerebro que los niños necesitan para autorregular sus emociones y comportamiento, negociar con sus compañeros, pensar críticamente y resolver problemas.  Entonces, pedimos que los padres ayudan a sus hijos a dejar los muñecos de acciones (de los tipos masculinos y femeninos) y los electrónicos en casa.

Los niños prescolares toman su siesta en catres que se hacen más cómodos por una pequeña manta, una almohadilla o un juguete durmiente traído de hogar. Los maestros pueden ayudar a los niños a relajarse tocando música suave o frotándose a su espalda del niño. Mientras que algunos niños no duerman durante de la siesta, todos los niños deben pasar algún tiempo descansando todos los días.